Salud

Por qué comer en la noche engorda

El contar con una buena salud es posible siempre y cuando se coman los alimentos adecuados, además, siempre y cuando se respeten los horarios habituales para comer. Sin embargo, esto no siempre es respetado, y de hecho, hay estudios que señalan que el comer en la noche engorda. Debemos conocer que la comida que es pesada, consumida en la noche llega a generar tensión en nuestro sistema digestivo, además de que perturba nuestro sueño. Además, el comer en la noche puede contribuir al aumento de nuestro peso porque nuestro organismo no es capaz de quemar demasiadas calorías cuando dormimos.

Dentro de este tema, los nutricionistas señalan que el saltarse la cena, tampoco será una buena idea, debido a que el hambre puede mantenernos despiertos, además de que alienta a que consigamos algunos bocadillos extras por la noche.

Como se ha comprobado, el comer por la noche, o saltarse una comida como la cena, puede generar una privación del sueño, lo que altera nuestra genética que se ve relacionada con nuestro índice de masa corporal, lo que llega a conducir en el molesto aumento de peso. Diversos estudios también han encontrado que cuando se come por la noche, nuestro cuerpo quema grasas a menor velocidad durante el día.

¿Qué comer en la noche engorda?

Mientras que hemos señalado que el comer en la noche engorda, porque altera nuestro organismo generando problemas en el sueño, hay ciertos alimentos que no deberían consumirse en la cena y menos en la noche porque se ven relacionados con el aumente de nuestro peso por diversas razones.

El café: Debemos conocer que la cafeína puede mantenernos despiertos por horas, principalmente porque es un estimulante temporal. El consumo del café también ha demostrado que puede alterar nuestras etapas normales del sueño, lo que ve comprometido nuestro sueño profundo. El contar con una mala calidad de nuestro sueño por la noche, puede entorpecer tanto las funciones cognitivas, así como contribuir al cansancio durante todo nuestro día.

Dentro del tema del café, hay quienes piensan que el beber un café descafeinado podría ser la solución, sin embargo, se debe conocer que el café descafeinado no está completamente libre de la cafeína. En lugar de beber café por la noche, se puede probar con un té de hierbas. Por ejemplo, se puede encontrar un gran complemento en el té de manzanilla, el cual no solo ayuda a nuestra digestión, sino que también estimula nuestro sueño.

Las carnes rojas: El consumir carnes rojas por la noche, puede hacer que se aumente de peso debido a que tal como sucede con la cafeína, las carnes rojas hace que se pierda el sueño. Esto se debe a que las carnes cuentan con una alta cantidad de grasas, además de proteínas, lo que se traduce en que estos alimentos toman bastante tiempo para ser digeridos, lo que mantiene a nuestro cuerpo despierto durante todo el proceso de la digestión.

En lugar de consumir un filete grueso y jugoso, se puede optar por las verduras y carnes magras. Sin embargo, se debe evitar los vegetales como el brócoli, coliflor y el repollo debido a que pueden generar gases.

Bebidas gaseosas: Las bebidas gaseosas dulces, no sólo se encuentran llenas de calorías que no aportan nada a nuestro cuerpo, sino que también son de naturaleza ácidas. El beber este tipo de bebidas por la noche puede aumentar la presión en la zona del estómago y causar molestias del tipo estomacal.

Además, al contar con una alta cantidad de azúcar, esto genera que nuestro niveles de azúcar en la sangre aumenten, alterando no solo nuestro sueño, también se pueden generar gases y dolor abdominal. Además, algunas bebidas, especialmente las que prometen ser de dietas, cuentan con altos niveles de cafeínas.

Básicamente podemos señalar que cualquier alimento alto en caloría, que cuente con azúcar, además de cafeína, puede alterar no solo nuestro peso por los altos niveles de calorías, sino que además influye en que afecta nuestro ciclo del sueño, que evita que se quemen calorías de manera eficiente. Para evitar estos problemas, se deberá cenar al menos 2 horas antes de irnos a dormir. Se deben evitar los antojos nocturnos, especialmente cuando se ve televisión. Tampoco se debe comer en exceso frutas en la noche debido a que estas suelen tener cantidades altas de azucares naturales.

Fuente: Buena Salud

Dejar un comentario