Salud

El yoga podría hacer que las pacientes de cáncer de mama duerman mejor

 Un cierto tipo de yoga podría proporcionar unos beneficios duraderos para las pacientes de cáncer de mama que tienen problemas para dormir, reportan unos investigadores.

El estudio contó con 227 mujeres que se sometieron a quimioterapia para el cáncer de mama y que fueron asignadas al azar a uno de tres grupos. Un grupo practicó yoga tibetano al menos dos veces a la semana, otro grupo hice un simple programa de estiramientos, y el tercer grupo recibió la atención habitual (el grupo de “control”).

Se evaluó a las participantes del estudio una semana después del final del programa, y los investigadores les hicieron un seguimiento a 3, 6 y 12 meses después.

Las mujeres del grupo del yoga reportaron tener menos problemas para dormir y menos somnolencia diurna a largo plazo que las de los otros dos grupos, dijeron los investigadores.

Los problemas para dormir y la fatiga son habituales entre las pacientes de cáncer que se someten a quimioterapia, dijo el autor del estudio, Lorenzo Cohen, director del programa de medicina integradora del Centro Oncológico MD Anderson de la Universidad de Texas.

A las mujeres del programa de yoga tibetano o del programa de estiramientos se les ofreció cuatro clases de 75 a 90 minutos durante el tratamiento de quimioterapia.

Las que participaron en el yoga tibetano recibieron clases individuales con un instructor entrenado. Se enseñó a las mujeres de este grupo a controlar la respiración, a visualizar, meditación y posturas, y se les animó a practicar yoga en casa a diario.

“Aunque los efectos de esta intervención fueron modestos, resulta esperanzador ver que las mujeres que practicaron yoga fuera de las clases dormían mejor con el paso del tiempo”, dijo Cohen en un comunicado de prensa del MD Anderson.

“Las investigaciones anteriores habían establecido que el yoga reduce de forma efectiva los problemas de sueño en los pacientes de cáncer, pero no habían incluido grupos de control activos o un seguimiento a largo plazo. Este estudio tenía la esperanza de abordar estas limitaciones de los estudios previos”, añadió.

El estudio aparece en la edición en línea del 20 de septiembre de la revista Cáncer.

Fuente: Medlineplus

Dejar un comentario